Soy profesora de Hatha Yoga titulada por la Escuela Internacional de Yoga y certificada por la Yoga Alliance, la European Yoga Federation y la Federación española de Yoga Profesional.

Me considero una buscadora de mí misma desde que tengo uso de razón. Mis primeros contactos con el Yoga vinieron de la mano de mi madre, quien lo practicaba a solas cuando yo era tan solo una adolescente. Por casa siempre rondaba un antiguo libro sobre Yoga que no hizo sino avivar mis ganas de descubrir la grandeza que, intuitivamente, suponía se escondía detrás de la palabra Yoga. Sólo tengo palabras de agradecimiento y respeto  hacia todas aquellas personas y circunstancias  que en algún momento se cruzaron en mi camino, dejando de una forma u otra un poso, una semilla, para que el Yoga se fuera convirtiendo en una constante en mi vida.

Tras varios años de plena dedicación, comencé a experimentar en mi misma  los frutos de una práctica constante, cómo, mi forma de ver la vida adquiría una dimensión diferente. Quise seguir aprendiendo, experimentando, profundizar, madurar… por lo que decidí iniciar una formación sólida en Hatha Yoga. Tras concluir varios años de estudio obtuve certificado de Instructora y Profesora de Hatha Yoga en la Escuela Internacional de Yoga, lugar donde continué ampliando mi formación. Todo ello  me permitió seguir  investigando sobre  aspectos más sutiles de la disciplina yóguica.

El Yoga y su filosofía, totalmente inseparables para mi, fueron tomando forma y se instalaron tan profundamente en mi vida que decidí dar un giro de 180º dejando de lado mi anterior trabajo, enfocado hacia el mundo de la publicidad, para sumergirme de lleno en la enseñanza de esta milenaria disciplina y poder así trasmitir y compartir mi forma de sentir el yoga.

Mis clases tienen como base aprender a conectar profundamente con uno mismo, partiendo de una verdadera toma de consciencia de todo cuanto sucede en el momento. Trato de guiar la práctica hacia una actitud de atención y de auto escucha que permite al alumno no  solo llegar a una buena comprensión de la precisión y  los detalles técnicos, sino a su vez, a profundizar cada vez más en el sentir y convertir la práctica en una verdadera meditación en acción.

Continúo una formación constante con maestros que me inspiran enormemente, maestros a quienes estaré eternamente agradecida por encender una luz en mi propio camino de búsqueda interior .

Junto al maravilloso Danilo Hernández (Swami Digambarananda), realicé Sadhana Síntesis, una completa formación de dos años de duración,  de estudios avanzados en la práctica y la teoría del Yoga y la Meditación. Esta formación tuvo  como eje central un entrenamiento sistemático en el Kundalini Yoga clásico y el Kriya Yoga de la tradición  Satyananda, marcado en todo momento por la constancia de una sadhana  comprometida y sincera.  Es muy importante para mi enseñar y transmitir lo que practico, experimento y maduro en mi misma, de lo contrario son enseñanzas vacías.

Actualmente, también soy una fiel practicante de Yoga Iyengar, nivel IV, con Patxi Lizardi en la Asociación Española de Yoga Iyengar, donde a su vez realizo  diversos intensivos que me permiten seguir profundizando y perfeccionando mi propia práctica.

Toda mi trayectoria se ve inspirada por el profundo amor que siento por la India, lo que me lleva a menudo a viajar por sus tierras y a conocer más de lleno su historia, filosofía y fuertes tradiciones. Mis estancias en India me conducen a retirarme en ocasiones en distintos ashrams donde me sumerjo completamente en la experiencia del Bhakti y el karma Yoga.

“El Yoga actúa sobre cada individuo a fin de lograr su crecimiento a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Habiendo adquirido cierta disciplina de cuerpo, mente, sentidos y consciencia, el yogui aprende a vivir en el mundo sin verse envuelto en sus propias acciones “  B.K.S. Iyengar